jueves, 25 de junio de 2009

LA NOCHE DEL CAZADOR... UN CUENTO DE TERROR

Quiero compartir con ustedes una de las “Maravillas” que vive en mi pequeña videoteca. Hace unos años hice un curso sobre la historia del cine, en él aprendí toda la evolución de cine desde sus inicios y también descubrí muchas películas para mí desconocidas. Uno de mis descubrimientos fue la maravillosa película “La noche del cazador”. No soy muy amante de las películas de terror y nunca me han gustado las películas que necesitan de la sangre y la violencia para dar crédito a su genero…. El terror. Pero la primera vez que pude ver “La noche del cazador” sentí verdadero terror, sin sangre ni violencia, solo con su historia y ese personaje diabólico de un predicador asesino sentí el miedo. Y puedo asegurar que cada vez que la veo siento nuevamente el mismo miedo.

“Desconfiad de los falsos profetas, que se cubren con pieles de cordero pero que en su interior son fieros como lobos. Por sus frutos los reconoceréis”, advierte una anciana, con esta frase comienza esta historia. El guapo y alto reverendo Harry Powell (Robert Mitchum) tiene una peculiaridad la de llevar tatuadas en los nudillos de sus manos las palabras “Amor” y “Odio”, va recorriendo la región difundiendo su peculiar evangelio en plena época de depresión y dejando tras de sí un reguero de viudas asesinadas a su paso. Pero a nuestro peculiar predicador lo pescan por un delito de robo de un vehículo, así que cumplirá su pequeña condena y en la celda coincide con Ben Harper condenado a la horca por asesinato, el cual antes de ser arrestado logro esconder su botín de 10.000 dólares. Durante la noche y hablando en sueños Ben narra ante el reverendo Harry que botín esta escondido en algún lugar de su casa.

Cumplida su condena, Powell se dirige a visitar a la viuda de Harper y a sus dos hijos pequeños para hacerse con el dinero. Una vez los encuentra, tendrá la sorpresa de la ignorancia de la viuda (Sherley Winters) sobre el tema, por lo cual toma la decisión de quedarse más tiempo y empieza a cortejar a la rica viuda como un virtuoso hombre de fe, aunque esta postura no convence a sus hijos, que desde el principio han visto venir la personalidad diabólica del peculiar predicador. Mucho más listos que él, esconden el dinero y huyen una vez que Powell descarga todo su odio y asesina a su indefensa madre.

Los niños huyen río abajo en una secuencia soberbia y llena de magia, aunque a pesar de la belleza que les rodea sienten de cerca la sombra siniestra que les persigue llena de odio. En esa huida a través de río llegara la esperanza a través del amor dulce de Rachel (Lillian Gish), una dama que acoge en su granja a los huérfanos de la Depresión. El odio del predicador Powell se enfrentará al amor de la dulce Rachel que la vieja dama defiende escopeta en mano. Otra inolvidable imagen de esta película.

El film se basa en el libro de Davis Grubb, convertido en guión por James Agee. Esta hermosa fábula fue dirigida por el actor Charles Laughton en 1955, su magistral dirección con unos destacables enfoques de cámara y encuadres de escenas, consiguiendo momentos de verdadero suspense y terror en el film. Fue su única incursión en la dirección de este genial actor, ya que recibió tan devastadoras críticas que jamás volvió a ponerse detrás de la cámara, perdiendo probablemente el poder contemplar alguna otra película magistral. Con los años esta película se ha considerado como obra maestra y se considera película de culto. “La noche del cazador” es un fascinante dibujo de los miedos infantiles. Un cuento con ogros y hadas, título terrorífico y fábula moral. Película escalofriante, cargada de oscura fuerza, con magníficos actores y una dirección llena de imaginación. En “La noche del cazador” Robert Mitchum interpreta el papel más atrevido y aclamado de su carrera. Embrujador, ominoso, lleno de suspense, este extraordinario clásico de la serie negra sigue siendo una de las películas más terroríficas de la historia del cine, sin derramar una sola gota de sangre, sin violencia… Con un simple y siniestro himno religioso, del que Powell sólo canta siempre el mismo fragmento, ‘Leanin’, leanin’… se meterá en nuestras cabezas como el más terrorífico canto satánico, entrando el miedo en nuestro cuerpo.

Así que no olvidiéis mis niños… “Desconfiad de los falsos profetas, que se cubren con pieles de cordero pero que en su interior son fieros como lobos. Por sus frutos los reconoceréis”.
“La noche del cazador” otra de mis… “MARAVILLAS”

video

video

video

video

8 comentarios:

  1. Me encantó esta película, y fue una pena que a Charles Laughton le lloviesen críticas tan negativas, porque es una obra maestra. Y sí, da miedo pensar de lo que es posible la condición humana.
    Saludos desde La ventana de los sueños.

    ResponderEliminar
  2. La desconocía pero me ha despertado la curiosidad tu entrada, así que la buscaré y te comento. Gracias!

    ResponderEliminar
  3. No la he visto, aunque sí la conocía. Está muy bien la entrada.
    Un beso,

    *Lisa*

    ResponderEliminar
  4. tuve el placer de ver esta película. me gustan los trabajos de robert mitchum. suelo ver películas "viejas", pero perdurables en el tiempo.
    esta es realmente soberbia.aunque es en blanco y nego, ese juego de sombras en las imágenes es maravilloso.
    abrazos!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. No recuerdo haberla visto y, por tu comentario, debería recordarla si lo hice.
    Para predicadores siniestros, me quedo con el Padre Gabriel (soy re tonta). Besotes.

    ResponderEliminar
  6. Si Anabel creo a veces los críticos han hecho mucho daño en el mundo del arte, después de ver esta película muchas veces estoy segura que disfrutamos de un gran actor, pero perdimos a un excelente director.

    Guacirama si puedes no te pierdas esta película a pesar de su años, sigue siendo una modernidad en todo.

    Me alegra mucho Lisa que te haya gustado, me gusta enseñaros cosas que quiero, espero que puedas disfrutar de la maravillosa película.

    Me alegra Grachula que te guste esta película, como a tí me gusta mucho ver películas antiguas, yo nunca me canso de ver cine clásico.

    Luciana una chica que adora a los siniestros predicadores como es no ha visto al malvado "Harry Powell". Bueno pero te confieso que también me pone el locuelo del Padre Gabriel... Ya ves yo también soy retonta como tú, ja,ja,ja.

    Besitos amorosos para todas

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola Mamen! No me atrevo mucho con las pelis de terror, soy una miedica jejejeje.
    Pero de vez en cuando no viene mal, sobre todo si está bien hecha. No vi la peli, la tendré en cuenta para ver en compañía. Me ha gustado la entrada.
    El siniestro padre Gabriel me estará esperando muy pronto... seré masoca y retonta también, pero tengo muchas ganas de verle ;-D

    ResponderEliminar
  8. Así que no olvidiéis mis niños… “Desconfiad de los falsos profetas, que se cubren con pieles de cordero pero que en su interior son fieros como lobos. Por sus frutos los reconoceréis”.
    “La noche del cazador” otra de mis… “MARAVILLAS”

    ResponderEliminar